viernes, 1 de julio de 2011

Made in Brasil

No he tenido la suerte todavía de visitar este gran país del sur del continente Americano pero gracias a que en Londres la diversidad cultural es increíble, he tenido la suerte de poder degustar la comida brasileña como si en él me encontrase.
Un día por pura casualidad y con un hambre de mil demonios dimos con este restaurante brasileño situado en el centro de Camden, para ser más exactos, en el 12 de Inverness Street, muy cerca de la parada de metro Camden Town. Era un día de bastante frío y no nos apetecía comer en los puestos callejeros por lo que nos decidimos a pasar a ver que tal la comida y, para qué nos vamos a engañar, a entrar en calor, que lo de mover los dedos ya estaba empezando a ser misión imposible.
Una vez dentro ya no había marcha atrás, el ambiente creado gracias a la decoración, la música, los camareros venga a subir platos de la cocina que desprendían unos aromas bastante sugerentes, gente que ya había terminado de comer y había empezado a tomarse unos cócteles de aquellas tierras lejanas en un clima distendido y amistoso, ect. nos atrapó. Ya no había escapatoria y encima en su carta de cervezas una que a mi me trae buenos recuerdos y que me gusta bastante, la Super Bock, que no es brasileña pero que al ser portuguesa la incluyen en su menú.
Teníamos que comer aquí.

Salón de la planta baja

El menú a mi me resultó un poco como de otro planeta ya que no había ido nunca a comer a un restaurante brasileño y los nombres de las comidas típicas eran totalmente desconocidos para mi. Pero gracias a las breves explicaciones escritas junto al nombre de cada plato y a que fue la recomendación que me hizo la camarera, conseguí decidirme por una Feijoada que para los que no sepáis que es (como yo hasta hace nada), se basa principalmente en un guiso de frijoles negros con trozos de distintas carnes y arroz. Según me iba comiendo el plato no paraban de venirme a la cabeza las judías pintas con arroz que cocina mi madre. Este último motivo es el que me ha hecho volver en varias ocasiones.
Pero la feijoada no es el único plato que tienen en su carta. Puedes degustar desde un pao de queijo hasta una picanha na chapa pasando por las coxinha.
Si os quedáis con hambre siempre podréis pedir alguno de los postres que ofrecen y con los que seguro que saciáis el hambre que os pueda quedar.
No es un sitio ni caro ni barato, la comida por persona sale por unas 20 libras. Para mucha gente puede suponer el comer y cenar 2 días en Londres tirando de comida rápida y cosas por el estilo pero, teniendo en cuenta que es un restaurante, a mi no me parece del todo caro (aunque no iría todas las semanas).

Feijoada

Antes nombré un poco los cócteles y es que es otro de los motivos que te pueden hacer volver al Made in Brasil. El rey de todos los que aparecen en su carta (que son bastantes) son las caipirinhas de las que te presentan algo más de 10 variedades a 6.5 libras. Sobre esto no os puedo contar mucho más porque no las probé.
Otra cosa que nos dijo una camarera muy maja es que había conciertos muy a menudo y que por la noche el restaurante se convierte en un bar donde poder echarte unos bailes y tomarte unas copas.

2 comentarios:

  1. Serafinete8/7/11 23:32

    Ese dia lo recuerdo bie, yo me pedí un Sirloin rare, rare. Fué el día de la gran nevada en Londres, despues nos fuimos al bar español de al lado a tomarnos unos pacharanes, aunque yo me tomé un double JB con cocacola y despues... al árbol, madre mia fué la primera noche que salimos por Londres.

    Saludos Martuki

    ResponderEliminar
  2. Jobar, qué frío que hacía ese día coñe! Tienes razón Sera, yo me vi con Óscar por ahí perdidos porque nos dejó el metro tirados...
    Una pasada el restaurante Marta, comimos muy bien!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...