sábado, 12 de junio de 2010

Belvedere

El Palacio Belvedere se encuentra ubicado en lo que antiguamente eran las afueras de Viena y es, hoy en día, el museo de arte austriaco más importante, con obras que van desde la Edad Media a la actualidad.
Fue diseñado y construído por Johann Lukas por petición del Príncipe Eugenio de Saboya a principios del siglo XVIII y representa uno de los palacios de estilo Barroco más importante del mundo. Este Palacio está compuesto por cinco edificios conocidos como Belvedere Alto, Belvedere Bajo, el Invernadero, las caballerizas y Schwarzenberg. Los cuatro primeros son los que engloban el museo en sí y Schwarzenberg es un hotel de lujo. Los dos edificios Belvedere se encuentran unidos por un jardín bastante grande de estilo versallesco formado como por tres terrazas en las cuales podemos encontrar bastantes estatuas y alguna fuente. Para el acceso a los jardines no hay que pagar nada por lo que si crees que lo de pagar una entrada para ver el interior no es lo tuyo, ve a ver el exterior porque merece la pena.

En el Belvedere Alto se encuentra la colección más grande de Gustav Klimt, este puede que sea el motivo principal por el que los turistas acuden a este recinto. Los retratos dorados de "El Beso" y "Judit" son la principal atracción. Pero éste no es el único pintor expuesto aquí, los artistas Egon Schiele y Oskar Kokoschka también están bien representados, y también podemos encontrar algunos artistas de la época Biedermeier vienesa como Waldmüller, Amerling y Fendi.
Desde este edificio se puede observar una de las mejores vistas de Viena y de ahí el nombre, Belvedere significa bella vista.
El Belvedere Bajo es la primera edificación que se construyó de este gran conjunto artístico. La principal atracción de este edificio es la suntuosa decoración de las salas al más puro estilo Barroco. Podemos destacar la habitación dorada, el dormitorio del príncipe, la sala de grotescos y la galería de mármol.
Desde este edificio tenemos el acceso a los dos que me faltarían por explicar. El primero que encontramos es el invernadero (o como pone en el folleto del museo, el "Orangery"). Éste, junto con el Belvedere Bajo, es donde tienen lugar exposiciones temporales.
El último edificio es el de las caballerizas o también llamado Prunkstall. En éste es donde se expone el arte correspondiente a la Edad Media. Esta colección lleva sólo en depósito desde 2007.

Jardines con el edificio del Belvedere Alto al fondo

El Belvedere se encuentra en Prinz-Eugen-Strasse 27. Hay varias formas de llegar hasta este sitio. Si nuestra idea es empezar por el Belvedere Bajo, lo suyo es coger el tranvía 71 hasta la parada llamada Unteres Belvedere. Para el Belvedere Alto puedes tomar tanto el tranvía D hasta la parada de Schloss Belvederela o, lo que suele ser la elección más fácil para un turista, la línea U1 del metro hasta la parada de Südtirolerplatz.

Los precios varían dependiendo de lo que quieras ver. El pase completo de adultos serían 13,5 € y tendrías acceso a los 4 edificios dedicados a museos. Si lo que te interesa es alguno de los dos edificios principales exclusivamente y no quieres tener que pagarlos todos, también se puede comprar este tipo de entradas. Estas entradas cuestan 9,50 €. Como podeis ver, sale mucho más rentable el comprar la entrada completa y así disfrutarlo todo.
Si perteneces a algún grupo de personas especial (estudiante, niño, persona de la tercera edad, etc) vas a tener descuentos bastantes interesantes.

Los horarios del Belvedere Alto, el Belvedere Bajo y la Orangery van desde las 10:00 hasta las 18:00 y parece (según el folleto) que no cierra ningún día aunque esto es raro. Los miércoles se amplía el horario tanto del Belvedere Bajo como de la Orangery hasta las 21:00.
Si quieres ver las caballerizas tendrás que darte un poco más de prisa porque sólo abren de 10:00 a 12:00, asique ya sabeis, sería lo primero. Yo no recuerdo haber entrado a esta zona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...