martes, 13 de agosto de 2013

Rakı, el anís turco

En todos los países siempre hay una bebida alcoholica (o varias) típica y Turquía no podía ser menos. En este caso, la bebida por escelencia es un aguardiente anisado del que yo nunca había oío hablar antes de ir allí y el cual me dejó bastante ebria.
Era nuestra primera noche en Estambul y nos disponíamos a buscar un sitio donde porder cenar tranquilamente después de un día bastante duro. Justo al lado del hostel había varios restaurantes con terrazas en los que se podía ver en todas las mesas vasos con un líquido blanquecino que no llegábamos a identificar. Esta bebida, como nos intentarían explicar los camareros más tarde, era el rakı.

El origen del rakı es un poco confuso y por ello encontramos dos teorías. La primera de ellas dice que el nombre parece que deriva del "arak" que en árabe significa el sudor pero también se cree que llegó a Estambul proveniente de Irak. A este país lo llamaban Iraki, muy parecido fonéticamente a rakı. Lo que si se sabe es que este aguardiente empezó a consumirse en la ciudad del Bósforo en el siglo XVII.
En esa época, la bebida más consumida en Turquía era el vino y lo seguiría siendo hasta el siglo XIX en el que el rakı pasaría a ser la bebida nacional sustituyendo al vino en la vida de las familias turcas.
El rakı tiene una forma específica de servirse y es como un ritual para ellos por lo que nosotros intentamos imitar el proceso. Lo primero, decir que no hay que esperar a que se haya terminado de cenar (o comer) para poder beberlo ya que es normal ver como se bebe desde los aperitivos y a lo largo de toda la cena y la sobremesa (quien lo aguante).
La cosa es que para beberlo hay que preparar una botella de rakı bien fría y otra de agua también muy fría. A cada persona se le dan dos vasos, uno lo rellenaremos hasta la mitad de rakı y la otra mitad de agua y el segundo vaso solo con agua. La mezcla del rakı con el agua forma una bebida blanquecina que allí llaman Aslan Sutu o leche del león. Este animal no ha sido elegido aposta y es que según se dice, solo gente fuerte como un león podrá soportar beber esta especie de anis de aproximadamente 45% del volumen de alcohol.

En la producción de este alcohol se utilizan uvas o higos. En sus comienzos se hacía teniendo como base los residuos de la uva utilizada en la obtención de vino. La idea es picar bien ambos frutos (dependiendo del tipo de rakı que se vaya a producir) y dejar que fermente junto con agua y levadura hasta que el azucar se convierta en alcohol. Una vez ocurrido esto, se destilará por primera vez para conseguir una bebida transparente como el agua y con una alta graduación alcohólica. A continuación se añade el anís y se deja que repose hasta que realicemos una segunda destilación.
Hasta hace pocos años, en Turquía existía una empresa pública llamada Tekel que se encargaba de la producción en exclusiva de las bebidas alcohólicas. En esa época existía un único tipo de rakı conocido como Yeni Rakı (Rakı Nuevo). Esta prática hace unos años que ha dejado de ser así y ahora son muchas las empresas privadas que lo producen ofreciendo al mercado una amplia variedad de marcas y tipos de esta bebida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...