miércoles, 2 de noviembre de 2011

Tienda M&M's en Londres

La primera vez que escuché hablar acerca de las tiendas M&M's World fue en New York. Por falta de tiempo e interés, para que nos vamos a engañar, no incluimos la visita a esta tienda en nuestras vacaciones, pero la cosa ahora ha cambiado.
Llevo en Londres viviendo casi un año y, aunque hay muchas cosas que me quedan por ver, hay un sitio por el que he pasado muchas veces, Leicester Square. Cuando llegué estaban terminando de construir un hotel de lujo el cual en su parte inferior iba a albergar una tienda. Al principio no le presté demasiada atención a este detalle ya que siempre que pasaba por esa zona iba más pendiente de esquivar a la gente que de las cosas que me rodeaban. Pero con el paso de los meses descubrí que esa tienda iba a ser la primera en Europa de esta marca de chocolate tan famosa.
Y aquí es donde yo intento entender mediante una pregunta el motivo para animarnos a entrar en una tienda de chocolatinas de no muy buena calidad (teniendo en cuenta la de algunos chocolates en Europa) y en la que seguramente que todo está carísimo.
¿Como pueden montar una tienda de más de 3000 metros cuadrados sobre los M&M's? El anzuelo está lanzado hacia curiosos y posibles consumidores de este producto.



Al pasar junto a la puerta de la tienda, los colores super chillones, un autobús típico de Londres con pantallas en las que van saliendo algunos de los M&M's más conocidos y unos empleados con sonrisas de oreja a oreja marcándose un baile de vez en cuando, es el reclamo perfecto para atraer la atención del turista, sobre todo si éste es un niño pequeño.
Esta tienda es la más grande del mundo dedicada exclusivamente a un producto hecho de chocolate. Esto no quiere decir que en el interior de la misma sólo nos vayamos a encontrar los típicos M&M's y es que, con una gran visión de marketing, el grupo Mars le ha sabido sacar a su marca estrella una variedad de merchandising inimaginable y que es la envidia de otras marcas.
Aquí podemos encontrar todo tipo de objetos, desde pijamas hasta pendientes con forma de M&M's pasando por artículos de papelería, del hogar, juguetes, figuras para ponerlas en el salón de casa (que por cierto eran carísimas), cuadros con dibujos que representan M&M's disfrazados de princesas y príncipes, etc.


Pero como podréis imaginar, lo que más se vende sin lugar a duda son esas pequeñas chocolatinas de forma circular que tanto gustan a mayores y pequeños. Las encontramos metidas en unos mega tubos de plástico con un dispensador en la parte baja con el cual si no tienes cuidado puede ser un peligro porque caen a montones y no es que sean baratas. Los precios varían dependiendo del peso que lleves.
Las hay de muchísimos colores las cuales podemos encontrar por separado o en divertidas mezclas. Pero esta no es la única forma de comprar M&M's ya que hay muchos dispensadores diferentes bastante curiosos y que a los niños les encantan. Según me comentó uno de los empleados, si compramos un dispensador que ya viene relleno de M&M's nos va a salir bastante más barato que si compramos el dispensador por un lado y los M&M's por otro.


Es curioso el ver a través de un cristal a empleados con su gorro y bata rellenando montones de dispensadores que a continuación pasarán a estar en alguna de las muchas estanterías de la tienda.


Para no alargarme mucho más en esta entrada os comentaré de forma rápida alguna de las cosas que atrajeron bastante mi atención. La primera es que M&M's hace productos exclusivos para cada tienda ya que en la de Londres encontramos muchos objetos que hacen una referencia directa a la ciudad, como pueden ser los peluches de policías o de la guardia real, las típicas cabinas londinenses llenas de M&M's o ropa en la que aparecen lugares de Londres o simplemente el nombre de la ciudad.
Otra curiosidad de la tienda es que tiene baños y que los podemos utilizar todos sin tener que pagar nada. Os parecerá una cosa absurda pero para un turista que se pasa prácticamente todo el día fuera del hotel y que tiene que ir de baño público en baño público, es un dato importante. Además, si tenemos en cuenta que en Londres prácticamente hay que pagar por todo, esto ya puede pasar a ser un descubrimiento a remarcar en la guía y más sabiendo que está en Leicester Square, plaza que cruzaréis varias vecces en vuestro viaje.
Por último quiero destacar la decoración de la tienda. Está toda decorada con colores muy chillones que a los niños les encanta (son unos de los principales clientes aunque no paguen ellos la compra) y por figuras bastante grandes de M&M's en distintas situaciones que son el foco de muchos de los flashes que se ven en la tienda.

2 comentarios:

  1. noelia flowers2/11/11 1:25

    qué ricos, me pasaré cuando vaya! besos martita!

    ResponderEliminar
  2. m&mfarm2/4/14 17:10

    Good rewimn...kisses martita too...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...